viernes, 30 de septiembre de 2016

Mitad y mitad



 José Luis Spaltro

Despúes de un hecho violento, en que los medios desmenuzan lo poco que va quedando y a veces pasando por alto el hecho en sí mismo, la mitad de sociedad  -golpeada, dolorida y aterrada-  sale a reclamar mano dura, mayor (y mejor Seguridad), menos tolerancia y en definitiva la tan manoseada pena capital.

La otra mitad, con una presencia constante en los medios y los actos oficiales, muchas veces rentada, sale a defender con argumentos garantistas, la plena vigencia de los Derechos Humanos.

La primera mitad tiene razón y la segunda, también.

Que exista una legislación severa y que las Instituciones responsables de su cumplimiento se ajusten al derecho, creo que todos estamos de acuerdo. 
 No obstante, de aplicarse una mayor severidad, habría una mitad de jueces que argumentaría la inconstitucionalidad de la medida y la otra mitad, por cuestiones éticas o de conciencia, tampoco la aplicaría.

 También existiría una mitad de ambos que solicitaría licencia por cansancio moral; presión de los medios o del Poder.

La mitad de los jueces y camaristas estiraría las decisiones hasta el límite fijado por los Códigos y finalmente, se dejaría todo sin efecto por que el primer interventor  (un Agente de Policía con 2 días de calle)  no le leyó, al presunto autor,  sus derechos o por  que en la Comisaría tipearon, erroneamente el segundo nombre del que luego se confirmaría que no es tan presunto.

A la par, movileros de canales de televisión y radios  -mitad oficialistas y mitad opositores-  en su afán de primicias, entrevistarán a la madre de la víctima (que inexorablemente pedirá la pena de muerte) mientras que otra mitad entrevistará a la madre del victimario (que inexorablemente negará los hechos).

Hasta el cansancio, escucharemos a políticos de la oposición resaltando que ellos presentaron varios proyectos para endurecer las Leyes (los cuales están cajoneados en el Congreso por el oficialismo) mientras que desde el oficialismo y su multimedios de propaganda, escucharemos algo vinculado a la sensación de inseguridad ilustrado con gráficos (elaborados por el cuestionado Instituto de Estadísticas) donde nos indicarán, que histórica y estadísticamente, sólo se registra un muerto por cada 389 millones de hechos y que por lo general, el que se muere, es por causas naturales.


---