viernes, 23 de junio de 2017

Seguridad Presidencial




Josè Luis Spaltro

Sobre tres pilares se sostiene la llamada Seguridad Presidencial ( o de Altos Dignatarios):

- Inteligencia
- Coordinaciòn
- Operatividad

Si uno de ellos falla, la integridad de la persona a custodiar està en grave riesgo y solo la suerte de esta persona es quien la acompaña y cubre su espalda.

La Inteligencia  suministra la informaciòn necesaria sobre el terreno (ambito) donde se moverà el Blanco -el custodiado- especificando los accidentes geogràficos, las barreras naturales o arquitectònicas que  haràn detener su marcha; las condiciones climàticas del lugar y a la hora de su circulaciòn o permanencia.

El anàlisis de riesgos territoriales,  incluye el grado de afinidad -simpatìa-desaprovaciòn u odio que tiene, en determinado lugar,  la persona custodiada; los grupos polìticos, sindicales, estudiantiles, religiosos, culturales o sociales que en igual medida puedan aprovechar la presencia del dignatario para hacer oir sus reclamos o su desagrado.   Grupos delictivos -organizados o no- son tambièn objeto de este anàlisis (su accionar, modalidades operativas, cantidad de integrantes, poder de fuego, apoyos, etc).

La Inteligencia provista, reunida "in situ"  por medios localizados o por agentes, a tal y ùnico efecto enviados, debe ser analizada y comparada con datos històricos -del lugar, de los grupos en cuestiòn y de la actividad delictiva.

La Coordinaciòn, tan dificil de lograr entre los integrantes del ambito de la Seguridad (siempre altivos, autosuficientes y susceptibles) debe saber aprovechar la Inteligencia disponible y aportar la experiencia personal de sus componentes.

Coordinar equipos de Seguridad es una tarea de liderazgo y quien estè a cargo, ademàs de ser un profesional experimentado, debe reunir aptitudes especiales: motivacionales, psicològicas y tècnicas.

La Coordinaciòn incluye: a los delegados de la policìa local, Fuerzas de Seguridad con despliegue en el lugar objeto del servicio, autoridad municipal, etc.

Nunca se deben subestimar las capacidades (fortalezas) de los medios del lugar, por màs distante o pequeño que sea (su Cuerpo de Bomberos, Servicio de Emergencias, Hospital local o zonal)

Quien màs conoce su territorio, muchas veces no es el intendente, el puntero barrial o el Comisario.  Escuchar a los comerciantes, delegados gremiales, a las colectividades e iglesias de cualquier culto es de vital importancia para obtener información, muchas veces desapacionada.

La Operatividad,  a cargo de equipos altamente entrenados, con la suficiente experiencia, antigüedad en el puesto, cohesiòn y dinamismo, conforma el cerebro planificador de los operativos y el brazo ejecutor de las maniobras (muchas veces instantàneas, practicadas en forma instintiva).

En materia de Seguridad Presidencial, los equipos con probada efectividad son los conformados por Agencias o Fuerzas Policiales Estatales (Servicio Secreto de EE.UU;  Seguridad Personal del Sumo Pontìfice a cargo de la Guardia Suiza;
Custodia Presidencial, responsabilidad  de la Policìa Federal Argentina).  No obstante,dignatarios de varios paises prefieren personal de las Fuerzas Especiales de las FF.AA en actividad  o personal retirado; algunos, solo prefieren civiles, militantes comprometidos con su orientaciòn polìtica.

En sìntesis:

Proteger a un dignatario es una trabajo de equipo, conformado por distintos elementos, especializados, con permanente capacitaciòn y actualizaciòn de conocimientos, coordinados para su operatividad y dispuestos a enfrentar situaciones conflictivas; provistos de medios adecuados, conducidos férrea y sólidamente respaldados.

----